Fuente: http://signisalc.org

Adís Abeba.- Del 1 al 3 de mayo, en la sede de la Unión Africana, en Adís Abeba, República Democrática Federal de Etiopía, se lleva a cabo la celebración oficial del Día mundial de la libertad de prensa, que esta 26ª edición es organizada conjuntamente por la UNESCO, la Unión Africana y el Gobierno de la República Democrática Federal de Etiopía. El evento principal se lleva a cabo con el tema “Medios para la democracia: Periodismo y Elecciones en los Tiempos de la Desinformación”, que es el tema central para la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa 2019.

La jornada apunta a debatir sobre los desafíos actuales que la prensa enfrenta en tiempos electorales y la creciente prevalencia de la desinformación. De igual manera, el tema pone de relieve el potencial de los medios para apoyar la democracia, la paz y la reconciliación, así como el papel del periodismo en los procesos de paz.

El tema de este año está estrechamente relacionado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, así como con la Agenda 2063 de la Unión Africana, la cual busca promover “una África con un buen gobierno, democracia, respeto de los derechos humanos, justicia y estado de derecho”.

Por ello, la Agenda 2063 bajo su Aspiración 3, tiene un objetivo específico sobre “Valores, prácticas, principios universales de derechos humanos, justicia y estado de derecho”. El objetivo también ha identificado que los valores democráticos, las prácticas, los principios universales de los derechos humanos, la justicia y el estado de derecho están afianzados como una de sus áreas prioritarias para el 2023. Esto es a través de asegurar que al menos el 70% de las personas perciban a la prensa y el intercambio de información como libres y hacer prevalecer la libertad de expresión.

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Cada año, el 3 de mayo es una fecha en la que se celebran los principios fundamentales de la libertad de prensa. Esta fecha brinda la oportunidad de evaluar la libertad de prensa a nivel mundial, de defender los medios de comunicación de los ataques sobre su independencia, así como de rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el desempeño de su profesión.

El Día Mundial de la Libertad de Prensa fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, en cumplimiento de una recomendación aprobada en la 26ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO en 1991. Esto, a su vez, fue una respuesta a un llamamiento de los periodistas africanos que en 1991 elaboraron la histórica Declaración de Windhoek sobre el pluralismo y la independencia de los medios de comunicación.

La libertad de prensa y la libertad de expresión constituyen el núcleo del mandato de la UNESCO. La UNESCO considera que estas libertades permiten el entendimiento mutuo para construir una paz sostenible.

Sirve de ocasión para informar a los ciudadanos de las violaciones de la libertad de prensa, un recordatorio de que en docenas de países de todo el mundo las publicaciones son censuradas, multadas, suspendidas y clausuradas, mientras que los periodistas, editores y editores son acosados, atacados, detenidos e incluso asesinados.

Es una fecha para fomentar y desarrollar iniciativas en favor de la libertad de prensa y para evaluar el estado de la libertad de prensa en todo el mundo.

El 3 de mayo sirve para recordar a los gobiernos la necesidad de respetar su compromiso con la libertad de prensa y es también un día de reflexión entre los profesionales de los medios de comunicación sobre cuestiones relacionadas con la libertad de prensa y la ética profesional. Igualmente importante, el Día Mundial de la Libertad de Prensa es un día de apoyo a los medios de comunicación que son objeto de la restricción o la abolición de la libertad de prensa. También es un día de recuerdo para los periodistas que perdieron la vida en la búsqueda de una historia.

La Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, presentó su mensaje con ocasión de la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, en el que destaca que “La libertad de prensa es la piedra angular de las sociedades democráticas. Todos los Estados, todas las naciones, se fortalecen mediante la información, el debate y la confrontación de puntos de vista. En un momento en que se multiplican los discursos de desconfianza y deslegitimación de la prensa y la labor periodística, resulta fundamental garantizar la libertad de opinión mediante el libre intercambio de ideas y de información basada en verdades fácticas. El tema de esta 26ª edición es “Medios de comunicación para la democracia: periodismo y elecciones en tiempos de desinformación”.”