Fuente: listindiario.com

EFE
Bogotá

Las autoridades colombianas investigan si hubo una incursión en su territorio por parte de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada de Venezuela) en el departamento de Norte de Santander (noreste) en una confusa situación que dejó una retroexcavadora inmovilizada y a su operario retenido.

Así lo informó a periodistas este sábado el general José Luis Palomino, comandante de la Policía de la ciudad colombiana de Cúcuta, quien detalló que el hecho ocurrió en un sector cercano al puente Francisco de Paula Santander, uno de los tres pasos fronterizos que tiene esa ciudad colombiana con Venezuela.

“Una vez se tiene la información se da aviso a Cancillería y Migración Colombia por la situación de la inmovilización de una retroexcavadora y la aprehensión de su operario”, manifestó el oficial, quien detalló que al parecer la máquina estaba sobre el río Táchira, frontera neutral entre ambos países.

Sin embargo, el general Palomino señaló que la línea fronteriza es “muy delgada”, por lo cual “es difícil por los sistemas electrónicos saber de qué lado de la frontera se está”.

“Ya una vez puesto en conocimiento de la autoridad competente se están haciendo las averiguaciones pertinentes”, manifestó y agregó que la Policía ya se comunicó con la GNB, el Ejército de Venezuela y los familiares de la persona retenida, “quienes manifiestan que está sin inconvenientes”.

Al respecto, la Cancillería señaló en un comunicado que “solicitó ampliación de la información a la Policía Nacional, con el fin de identificar el lugar exacto donde ocurrieron los hechos y realizará una inspección al lugar para determinar si hubo incursión territorial”.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores solicita el respeto a los derechos humanos del detenido y su pronta liberación, al igual que la devolución de la maquinaria decomisada”, agregó la información.

El comandante del Ejército colombiano, Nicacio Martínez, afirmó por su parte que la situación fue puesta en conocimiento de las autoridades competentes, que están “valorando” y “analizando” lo ocurrido.

Colombia y Venezuela, que comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros, no tienen relaciones diplomáticas desde el pasado 23 de febrero cuando el presidente de ese país, Nicolás Maduro, anunció la ruptura tras el intento de ingreso de una caravana de ayuda humanitaria liderada por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como mandatario “interino” por más de medio centenar de naciones.

El pasado 25 de junio, Colombia expresó a la comunidad internacional su “preocupación” por una violación de su territorio por parte de militares venezolanos en el selvático departamento del Guainía (este).

En reiteradas oportunidades Colombia ha reclamado a Venezuela porque militares de ese país han violado la soberanía colombiana, principalmente en los departamentos de La Guajira, Arauca y Norte de Santander.