Fuente: www.mediotiempo.com

La conmovedora historia llegó a un concesionario de autos que decidió regalarle una camioneta

Anita Singleton fue evidenciada en las redes sociales luego de que su historia conmovió a más de uno, pues tenía que caminar 9 km para poder trabajar como cajera de un Walmart en Luisiana, Estados Unidos.

Bradley Peck, un policía de la zona vio a Anita caminar muy temprano, pero jamás se imaginó que era para llegar a su trabajo. Eran las 04:30 de la madrugada cuando decidió cambiar de ruta y se dirigió hacia donde caminaba Anita, le preguntó que a donde se iba y al ver que era al Walmart de Slidell, el policía quedó sorprendido, pues aún estaba muy retirada, fue ahí cuando conoció parte de su historia y la compartió a través de sus redes sociales al quedar conmovido.

“Hablamos todo el camino sobre las lecciones de vida, de nuestro señor Jesucristo y bromeamos sobre otras cosas. Supe que ella tiene 52 años y tenía tanta energía como mi hija de dos años. ‘Doy gracias a Dios todos los días cuando pongo mi llave en la puerta’, me dijo. ‘Así que tengo que seguir yendo al trabajo sin importar qué”, escribió el oficial en su cuenta de Facebook, post que rápidamente fue compartido por decenas de usuarios. Su historia de vida llegó a Matt Bowers, un concesionario de autos, quien comenzó la búsqueda de Anita para obsequiarle un automóvil y mejorar su vida 180 grados.

Dio con ella, y a través de las redes sociales se pudo ver que todo era real. Una emocionada Anita Singleton quedó agradecida.