“Yo ni siquiera siento que estoy trabajando. Estoy haciendo lo que siempre hacía gratis, pero ahora cobrando”, dice Ronald. CÁNDIDA ACOSTA/LD

Fuente: listindiario.com

República Dominicana. Pasar horas cortando el pelo a los muchachos de su pueblo para costearse sus estudios fue el “día a día” de Ronald Restituyo en su natal Jarabacoa, una comunidad de la zona norte de República Dominicana y, el camino para lograr la transformación de su carrera de ingeniería civil de la que se graduó en 2014 a pintor en óleo y dibujante.

Su sueño de ser pintor lo empujó al negocio de sus obras por las redes y de esto vive y se mantiene junto a su esposa que también maneja una página de la web y a sus dos hijos.

La noche es su musa. Cada amanecer le sorprende dibujando o pintando no cualquier cosa. Diseña su dibujo. Los trazos los tiene bien cuadrados con sus estudios de ingeniería, pero eso no le bastó a Ronald, sino que se pasó años leyendo y estudiando a los artistas y famosos pintores…cosa que todavía hace. Solo le surgen ideas y crea.

Nieves Ortiz, su madre, fue el sustento de la familia. Ella trabajaba en una empresa a la que suplía naranjas. Pudo hacer su casa y sacarlos de un barrio ubicado a la orilla de un río cuando Ronald tenía 15 años y ejercía la labor de barbero. Era el 2011.

Era un momento que el Gobierno sacaba a la gente de las orillas del río y les daba una casa y estos la vendían y volvían al río, dijo, pero en esa casa que era de una tía le sirvió de albergue. Pasada varias travesías, su madre entonces comenzó a negociar en una mesa del mercado. Ahora es dueña de una cafetería de la que se sostiene porque todavía se mantiene joven y hasta va al gimnasio, según sus explicaciones de forma tímida y hablar pausado.

De eso pasaron 15 años. Sus tres hermanos trabajan para empresas privadas. Aprendió de su madre a ahorrar. Creó una página de Instagram, de arte y otra personal y le decía a sus seguidores que siguieran su página de arte y “en solo dos meses la nueva audiencia le pasó a su página personal porque era mucho contenido de diferentes personas”, dice Ronald. Eso fue en 2015 y comenzó publicando doce contenidos y como tenía la ventaja de ser artista esta es una de las más visitadas.

Su trazo lo comenzó a vivir desde pequeño, con apenas cuatro años. Era la época que cursaba el cuarto de primaria… dibujaba, tenía un cuaderno y dibujaba muñequitos.

Pintura de RD

Junto con Turismo, representando a República Dominicana en París, Ronald pintó un cuadro que presenta la simbología dominicana, que mezcla con la francesa. Una especie de transculturización, porque el rostro de la mujer pintada se asemeja más a una francesa, con ojos claros, piel blanca y pelo lacio, pero la acompaña de la flor dominicana y en sus expresivos ojos casi naturales le pinta una hilera que parecen lágrimas con los colores de la bandera dominicana. Su ropa de color rosa está repleta de palmeras. Mucha gente la ve por la web y sus potenciales clientes también.

DATOS
Vive de promociones

La forma de este joven de 29 años que hace sus promociones y casi nunca sale de Jarabacoa, ni de su casa. Tiene dos  modalidades: una para tiendas y otra para artistas a los que cobra menos y les impone varias reglas. Cobra US$110 para los artistas que quieran promocionarse en su plataforma.

A los negocios les cobra US$270 por 12 horas de promoción, (lentes, forros de celulares, brazaletes, anillos, aretes).

Comparte este Artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print