“Dos millones quinientos mil haitianos viven fuera de su país, un millón residen en República Dominicana, bajo un sistema clasista, excluyentes, esclavista y racista, pero lo que más sufren son los niños de ascendencia haitiana nacidos allí, negándose sus derechos”

 

Por Dominga Valdez

Barrio Obrero Santurce. Panelistas del conversatorio titulado “Republica Dominicana y Haití, entre la fraternidad, la doctrina del miedo y del odio, manifestaron campañas de odio a nacionales haitianos de parte de grupos de quisqueyanos quienes constantemente suben vídeos en las redes sociales sin medir las consecuencias que esas acciones puedan generar.

La actividad fue realizada el el local del Club Cultural Dominicanos Unidos y organizada por el Movimiento de Solidaridad Humana en Puerto Rico, que preside Héctor Omar Martínez.

Participaron como exponentes

Hilda Guerrero, presidenta del Movimiento Pro Niñez Haitiana, el Pastor Gibbs Pierre y el dirigente deportivo Héctor Peña.

Hilda Guerrero, en su alocución manifestó que los haitianos y todo migrante en República Dominicana y el mundo, buscan mejor vida fuera de sus países de orígenes.

” Yo que soy migrante tengo claro que las personas emigran para vivir, no para morir, traigo esto a colación con lo sucedido hace casi dos semanas en Pedernales, donde fueron sacados de esa provincia, haitianas y haitianos, utilizando la violencia e inrrumpendo en sus casas como una violación clara a sus derechos civiles, acción xenófoba y abusivas”, dijo.

Igualmente Guerrero hizo un recuento desde la primera oleada migratoria
haitiana, la explotación como mano de obra barata en los ingenios, los abusos que desde décadas han cometidos los gobiernos dominicanos contra los braseros haitianos y los malos gobernantes que ha tenido el pueblo de Haití.

” Dos millones quinientos mil haitianos viven fuera de su país, un millón residen en República Dominicana, bajo un sistema clasista, excluyentes, esclavista y racista, pero lo que más sufren son los niños de ascendencia haitiana nacidos allí, negándose sus derechos”. Apuntó.

Por su parte el pastor haitiano Gibbs Pierre, indicó que es bueno investigar la historia de los países colonizadores de aquél entonces y enseñarles a esta futura generación pero en el contexto real de los hechos.

” Es importante que se cuente la historia de estas dos islas como realmente es, no se puede continuar promoviendo el odio contra los haitianos ni contra ningún inmigrante”, expuso.

Por su parte el dirigente deportivo Héctor Peña, habló del racismo a los negros en los Estados Unidos, durante la época del 1970.

“No solamente la República Dominicana es racista, todos los Estados de Estados Unidos, tienen historias nefastas con el racismo hacia los negros, pero Ángela David, rompió con eso, siendo un icónico en la lucha de los derechos afrodescendientes y en 1947, Jack Roosevelt Robinson, primer beisbolera afroamericano quien abre las puertas a la gente de color y todos los hispanos en el béisbol de grandes ligas, son hechos con precedentes muy interesantes para que veamos que el racismo es un asunto que siempre ha existido en todos los ámbitos”, enfatizó.

Asimismo presidente del Movimiento de Solidaridad Humana, Héctor Omar Martínez, agradeció al presidente del Club Cultural Dominicanos Unidos, Héctor Ramírez, la disposición del local para la realización de la actividad y ofreció las gracias a los presentes y la participación de los panelistas que respondieron preguntas del público.

Destacó que el propósito de esta charla es conocer un fragmento de la historia de estos dos países hermanos y entender la solidaridad y los derechos humanos de los pueblos, para tener conciencia y conocimiento de nuestra situación ya que invasión y fusión son mitos que, en realidad, el contacto entre tierra barata y manos de obra barata es un gran negocio que tienen los terratenientes y la oligarquía de estos países”, puntualizó Martínez

La comunicadora Mery D’ Acosta fungió como moderadora del conversatorio que culminó con un compartir entre los asistentes.