San Juan, Puerto Rico. El cónsul Dominicano en San Juan, Puerto Rico e Islas Vírgenes Turcas y Caicos, honorable Franklin Grullón, hizo nuevamente un llamado a todos los que tienen planificado viajar a Borinquen de manera ilegal a ” No dejarse convencer, de que en Puerto Rico, hay trabajo de construcción de viviendas, es una promesa  falsa”.

Grullón hizo esas expresiones cuando acudía a verificar el estatus de los 37 inmigrantes detenidos, encontrándose que la cantidad real son 70 viajeros ilegales que llegaron a la isla.

“Los viajeros ilegales detenidos son otra cantidad, 70 en total, eso indica que llegó otra embarcación a Puerto Rico, serán trasladados al Centro de Detención en Miami, es lamentable pero es la situación real, los viajes ilegales no paran, aún con el anuncio del mal tiempo anunciado por el paso de la Tormenta tropical Dorian, por suelo puertorriqueño” dijo.

 “El que llegue irregular a Puerto Rico, sepa que viene a nada, no es cierto que aquí se necesita mano de obra y que conseguirán empleos en las construcciones de viviendas, no se lleven de cuentos, serán estafados sin piedad, no vendan sus pocos bienes en República Dominicana.

“Al consulado asisten diariamente una cantidad de dominicanos que vinieron en yola y  vieron que el sueño vendido era falso y donde manifiestan que desean retornar a su tierra, la institución procede entonces a ofrecerles medio pasaje.

Dijo que los viajes ilegales desde Dominicana continúan llegando a Puerto Rico, a sabiendas que arriesgan sus vidas y ellos en República  Dominicana ven por los noticiarios y leen en los diarios la situación difícil que está pasando aún Puerto Rico, que no hay empleos para los que están regularizados, pero mucho menos encontrarán que hacer, los que entren de esa forma, en yola.

En la  embarcación viajaban 32 hombres y cinco féminas y fue detectada a una milla náutica de Punta Melones, al oeste de la isla, en donde fueron entregados a personal de la Guardia Costera de EE.UU., quien a su vez los condujo a la Patrulla de Fronteras de Aguadilla, hasta donde se trasladó el cónsul Dominicano Franklin Grullón.

Por esos viajes, los ilegales pagan desde 150 mil pesos hasta 165 mil, en tanto los extranjeros que también viajan,  pueden llegar a pagar hasta  7,000 dólares y muchas veces las embarcaciones zozobran perdiendo sus vidas y el dinero invertido en una aventura muy  arriesgada e impredecible.

” Si algún familiar  en Puerto Rico,  necesita información o sospecha que llegó en uno de esos viajes algún pariente, favor pasar por el Consulado Dominicano, ubicado en Cobian’s Plaza, avenida Ponce de León #1607, parada 23, Santurce.