El candidato del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. (Sergio Perez / Reuters)

Fuente: lavanguardia.com

El bloqueo se agrava. El PSOE volvería a ganar las elecciones generales de este 10-N seis meses después, pero la oclusión sobre la gobernabilidad persiste y aún con más fuerza respecto al 28-A. El proceso de escrutinio arroja un panorama político nuevamente abocado a los pactos. El PSOE prácticamente igualaría el resultado conseguido en abril (de 123 pasa a 120 diputados), el PP reforzaría su posición como principal partido de la oposición (de 66 pasa a entre 88), y Vox se elevaría hasta la ser tercera fuerza (de 24 pasa a 52). La mejora del partido de extrema derecha sólo equiparable al duro batacazo de Ciudadanos (de 57 escaños pasa a 10), mientras que Unidas Podemos pagaría los platos rotos de la repetición electoral al pasar de 42 a 35 escaños.

La victoria electoral del PSOE sería por tanto insuficiente para gobernar en solitario, pero además se le complicarían aún más las cosas para hacerlo junto a los de Pablo Iglesias. Los descensos de Unidas Podemos y de Ciudadanos y los ascensos significativos de PP y Vox complican las perspectivas de Pedro Sánchez, a pesar de que el bloque de izquierda (PSOE, Unidas Podemos y Más País) se sitúa por encima de la suma de los partidos de centro derecha más Vox (158 escaños frente a los 152 de los de Casado, Rivera, Abascal y Navarra Suma).

El PSOE prácticamente igualaría el resultado conseguido en abril pero Unidas Podemos pierde fuerza.

Las posibilidades de investidura de Pedro Sánchez pasan por dos opciones negadas hasta la saciedad hasta la fecha. La primera, por contar con los partidos independentistas, y la segunda, por que el PP preste sus votos para una abstención técnica que permita gobernar al socialista y luego tratar la gobernabilidad diaria con acuerdos puntuales, incluidos los presupuestos, hasta que el cuerpo lo aguante.

La vía de los independentistas se antoja más que difícil como consecuencia de los últimos acontecimientos en Catalunya tras la sentencia del juicio del ‘procés’, pero si Sánchez logra el apoyo de UP, Más País y PNV, le bastaría con sumar a ERC a la ecuación para superar los 176 escaños (llegaría a 178) en que se sitúa la mayoría absoluta.

Si Sánchez logra el apoyo de UP, Más País y PNV, le bastaría con sumar a ERC a la ecuación para superar los 176 escaños (llegaría a 178)

La repetición electoral le ha venido mejor por tanto a los partidos de derechas. La mejora del PP es importante, puesto que subiría 22 diputados de una tacada. Pero lo de Vox es toda una revelación al cosechar 28 escaños más en el Congreso en apenas seis meses. Aun así, PP, Cs y Vox suman este 10N 149 diputados, sólo dos más que los 147 que aglutinaron el 28-A.

Del nuevo reparto, PP y Vox sacan tajada del duro correctivo que sufre en las urnas el partido de Albert Rivera. Ciudadanos se deja 47 diputados y queda al nivel de la representación que actualmente tienen los partidos independentistas catalanes. Con este resultado, la formación naranja se quedaría con una representación residual comparada con la que tenía hasta ahora y dejaría de ser uno de los cuatro grandes partidos nacionales.

La repetición electoral le habría venido mejor a los partidos de derechas

Entre los partidos que por primera vez concurren a estos comicios, el sondeo augura un buen estreno para Más País y la CUP. Los de Íñigo Errejón se harían con 3 diputados, mientras que los anticapitalistas catalanes irrumpirían de momento con 2 diputados).

 

 

En cuanto a los partidos nacionalistas e independentistas, esta ha sido una buena noche. En el caso de los secesionistas catalanes que ya tenían representación en el Congreso no hay grandes alteraciones en los resultados. ERC se dejarían dos asientos de los 15 que tienen actualmente, pero JxCat mejoran en uno los 7 diputados que ya tenían. En el caso de los partidos vascos, Bildu alcanza los 5 diputados, de manera que gana uno y es posible que obtengan grupo propio en la cámara. El PNV también mejora en uno su representación y llega a los 7 escaños.

Coalición Canaria (CCa-NC) obtiene los mismos 2 asientos que tiene, igual que Navarra Suma (Na+), que mantiene sus actuales dos escaños. Pero entra el BNG, Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y Teruel Existe con un diputado cada uno.

Más País y la CUP irrumpen en el Congreso

Los resultados de estos comicios están marcados por una menor participación respecto a hace seis meses. A las 18:00 horas ha llegado al 56,86%, de manera que registra un descenso de casi cuatro puntos (3,88) respecto a la registrada el 28-A a la misma hora (60,74%). En total, han votado hasta las 18.00 horas 19,6 millones de españoles, casi 1,5 millones menos que el 28 de abril de 2019.

 

 

En general, la afluencia a las urnas ha bajado en todas las comunidades autónomas, especialmente en Baleares, donde apenas ha acudido un 47,40% de los electores (el 28-A lo hicieron el 54,42%. En cambio, donde menos ha descendido ha sido en la Comunitat Valenciana, puesto que sólo un 1,67% de electores no se han acercado a votar a las 18:00 horas. (el 59,97%, frente al 61,64 de abril).

Comparte este Artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print