Abrazarte debes todos los días frente al espejo.

Ámate

Cuídate, cuida tu cuerpo y mente.

No permitas ninguna relación tóxica.

Mímate, es saludable

Perdónate

Deja de andar culpándote por errores del pasado.

Aprendiendo a valorar mis prioridades

En esas ando.

Repito en cada instante “Me amo y me perdono”.

Fortalezco mis debilidades y aumento mis fortalezas.

Cada día, una experiencia de vida nueva.

Cada amanecer, otra oportunidad para aprender  y valorar a todas esas personas que se han mantenido contigo en ese recorrido de la vida.

Reciproca todas muestras de afecto, toda solidaridad.

Sé empática porque las adversidades nos pueden tocar a todos.

Vive y ama.

Déjate amar