Por Ann Mercedes

La autoestima es el conjunto de percepciones que una persona tiene sobre sí misma. La belleza está asociada con la hermosura, y se trata de una apreciación subjetiva.

El maquillaje ayuda a resaltar ciertos rasgos, claro está que todo es exceso es perjudicial, pero en proporción adecuada es un elemento importante para mejorar la autoestima, “ser uno mismo” es lo que debe guiar a las mujeres “Para maquillarse y satisfacer la necesidad de ser mirado por el otro, no es el correcto Es importante, en primer lugar, estar de acuerdo con la propia imagen.

Al maquillarse lo importante es valorar la belleza oculta y no el maquillaje en si, se valora el maquillaje se maltrata la autoestima.

En Francia la compañía L’oreal, organiza talleres de belleza para mujeres entre 18 y 23 años con problemas de autoestima bajo el lema,” Cuídese para ganar confianza” y esto es porque la confianza es un mecanismo para la supervivencia, y poseerla en uno mismo representa la motivación necesaria para cumplir los objetivos, eso se obtiene gracias al fenómeno de la profecía autocumplida. Otras veces la imagen de uno mismo será demasiado injusta debido a una alta exigencia hacia uno mismo.

La autoconfianza forma parte del ser humano, el resultado de la mezcla entre autoestima y autoeficacia; la autoeficacia es la impresión que tiene una persona de que es capaz de cumplir sus metas, la autoestima está más relacionada a la percepción que tiene una persona sobre sí misma y sus capacidades.

Es sumamente importante la autopercepción, pues los seres humanos somos los únicos sobre el planeta que tenemos la capacidad de auto percibirnos a nosotros mismos, tener una autoimagen y comprender nuestro estado afectivo, emocional y mental.

La autoestima es clave en nuestro equilibrio psico-emocional ya que es parte de nuestra salud y debemos cuidarla, es por ellos que científicos dicen que las mujeres que no pueden vivir sin maquillaje tienen un trasfondo psicológico de no aceptación de sí mismas y de baja autoestima y es por ello que en los casos extremos se recomienda buscar ayuda psicológica para resolver este problema.